8 consejos para desarrollar tu propio estilo

Siempre he pensado que los más bellos espacios son los que reflejan claramente los estilos y gustos individuales. Seguramente has visitado una casa que te inspira, la ves y piensas: ¡Me encantaría tener una casa así!

Desarrollar el estilo no es tan fácil y es por eso que si te sientes atascada, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a ser consciente y a desarrollar tu propio estilo.

 

1. Rodéate de inspiración.

¡Ya estás en camino porque estás aquí! Si consumes contenido de decoración e interiorismo esto te ayuda a construir tu estilo y a desarrollar tus opiniones. Mientras miras un post o una foto de una habitación, decide qué te gusta y qué no de ella, y por qué.

Recopila fotos en un tablero de Pinterest o en una carpeta de escritorio. Con el tiempo, al mirar hacia atrás en tu colección, verá temas unificados y comprenderás mejor tus gustos.

 También puede ser útil tomar notas sobre los diseñadores o home stylists que más te gusten.

 

2. Piense en este proceso de desarrollo de tu estilo como un proceso a largo plazo.

No es necesario que determines cuál es tu estilo de la noche a la mañana. El proceso de aprendizaje es extremadamente valioso. Esto es un camino de AUTOCONOCIMIENTO y un viaje que te ayudará a confiar en tus opiniones.

 

3. Esto es personal, dime que acumulas y te diré qué te gusta.

Tómate un día para sentarte y revisar tus cositas personales favoritas. Pueden ser artículos que hayas traído de un viaje o cosas que hayas recolectado a lo largo del tiempo, como adornos, fotografías antiguas, etc.

Piensa en las cosas que te gustan: puede ser cocinar, postales, una cultura en particular, un color, ilustraciones, libros, cuadros. Tómate el tiempo para hacer una lluvia de ideas sobre cómo puedes incorporar todas estas cosas en tu entorno de una manera que sea visualmente atractiva. La integración de estas piezas en tu hogar ayudará a determinar su propio estilo personal y hará que su hogar se sienta como un reflejo de quién eres.

 

4. Mezclar y combinar.

¡Me encanta esto! Puede que te guste una silla antigua que encontraste en una tienda de segunda mano, pero también puede que te guste la mesa de centro transparente súper moderna. Tome nota de estos dos estilos diferentes y cómo podrías crear una habitación que combine piezas modernas y vintage.

 

5. Camina por el espacio que tienes.

Asegúrate de comprender tu espacio dando un paseo por tu hogar con un ojo objetivo. Haz una lista de verificación mental sobre la marcha de las cosas que te gustan y las que no te gustan de tu espacio en este momento, y averigua por qué. Este inventario te ayudará en las compras que realices en el futuro.

 

6. Piensa en funcional y bello.

Cuando mires una foto de una decoración que te guste, pregúntate: "¿Me gustaría vivir así?" "¿Me sentiría cómoda viviendo en ese espacio todos los días?" Parece una pregunta tan obvia, pero a veces renunciamos a lo práctico por lo estético. Piensa en cómo utilizar el espacio que tienes todos los días sin olvidar la belleza general.

 

7. Si te sientes perdida, comienza con los neutros.

Esto te dará una base sobre la cual puedes construir. Si tienes que comprar un mueble grande y estás paralizada por tener que tomar una decisión sobre el color, opta por uno neutro. Un neutro puede ser negro, blanco o beige, pero también puede tener diferentes tonos de gris. Siempre puedes agregar más colores, sillas, accesorios, artes, mantas, plantas, etc. para darle estilo a su espacio a medida que avanza.

 

8. Toma fotos de tu propio espacio sobre la marcha.

Mientras pinta esa pared o reorganizas los muebles, toma fotos para documentar tu progreso. Será revelador y educativo mirar hacia atrás en algunas de tus etapas de decoración en el pasado y ver qué tan lejos has llegado.

 

El camino de autoconocimiento y aprendizaje que vivirás es súper enriquecedor, así que disfrútalo, conócete, construye tu propio estilo, que es único como tú.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.